No menos que nada

Estándar

d4e0ff20b2d80469318cc5cbb6056efa

-Eres lo que podría llamarse un “personaje de cartón”- dije, mirándole a los ojos, verdes y perfectos-. Alguien que está allí. Que lo ves. Que existe. Que podrías tocarlo, si quisieras- su sonrisa se acentuó, dejando a la vista una hilera de dientes blancos e inmaculados-. Pero si te acercas a mirarlo mejor verás que apenas es una fachada. Nada más que dos dimensiones. Alguien que ni siquiera tiene espacio para llenar. Al que ni tan sólo se le puede dar el apelativo de caparazón hueco.

El chico titubeó. Sus ojos se agitaron, nerviosos, buscando una salida. Su sonrisa amenazaba con esfumarse. Optó por la que ya conocía; la salida fácil.

Su mirada se endureció y su sonrisa se reafirmó, atrincherándose en aquél tranquilo y oscuro lugar que es la ignorancia.

-¿Así que yo soy un personaje de cartón?- sus hermosas facciones se retorcieron en una mueca-. ¿Entonces tú qué eres, feucho? ¿El malo del cuento?

Rió a mandivula batiente.

Yo sonreí, divertido.

-No- le di la espalda y empecé a alejarme-. Yo soy el escritor.

QYqv988ot_wxbf8FQqDw64XXXL4j3HpexhjNOf_P3YmryPKwJ94QGRtDb3Sbc6KY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s